Cocaína (Parte II)

La explosión de la energía e hiperactividad que se produce al “sniffear” cocaína es un reflejo de lo que está sucediendo en el cerebro causando la bestial activación de las neuronas que producen dopamina, un neurotransmisor que regula el movimiento y la emoción y activa el sistema recompensa, éste estímulo es muy parecido al que tenemos cuando comemos algo que nos gusta o tenemos sexo.

Al igual que un refuerzo natural (comer) el cerebro va a aprender que la cocaína es importante para la sobrevivencia. Porque recordemos… la única misión de nuestro cerebro es sobrevivir. Todo esto sucede dentro de la amígdala, una parte de nuestro cerebro que se encarga del comportamiento y la motivación, esto explica los efectos a largo plazo sobre nuestra conducta, desmotivación o anhedonia después de un uso prolongado de cocaína.

Los efectos de la cocaína se dan entre 3-5 minutos y duran hasta 30 minutos si se inhala; fumado se da entre 5-10 segundos y dura hasta 20 minutos; inyectado se sienten dentro de 5-10 segundos y dura hasta 20 minutos; y tomado se siente dentro de 10-30 minutos y dura hasta 90 minutos.

La intensidad y el tiempo de duración de los efectos dependen del método de consumo. Al inyectarse o fumarse, se obtiene un efecto de euforia más intenso y rápido que la que se produce inhalado. La euforia de la inhalación puede durar hasta 30 minutos, mientras que al fumarla la euforia puede durar entre 5 y 10 minutos.

Muchos se preguntan si con la cocaína te da el famoso síndrome de abstinencia. La cocaína SI presenta este síndrome y puede ser de diferentes intensidades. En general, la supresión brusca de cocaína en un consumidor habitual provoca los siguiente síntomas: depresión, letargia, insomnio, irritabilidad, anergia, cambios en el apetito, náuseas, enlentecimiento psicomotor, trastornos en el ritmo del sueño, hipersomnia y ansia de droga (Craving). Otra cosa que muchos se preguntan es: ¿puedo morir por una sobredosis de cocaína? y la respuesta es que si, y de hecho, aunque no lo creas, el clima juega un factor importante. Un estudio reciente, establece una relación entre las elevadas temperaturas y el riesgo a morir por sobredosis de cocaína. Teniendo en cuenta que el calor es uno de los factores que incrementan el riesgo de morir de infarto al miocardio y que el consumo de cocaína puede causar hipertensión, taquicardia o arritmias, los investigadores decidieron averiguar si existía alguna relación entre la muerte por sobredosis de esta sustancia y las temperaturas extremas. Los resultados del estudio demuestran que las “altas temperaturas están asociadas a un incremento del 33% de la mortalidad media por sobredosis de cocaína”

Pero, ¿cuál es la dosis letal?… Esto y más cosas te las contamos en la Parte III de esta entrega sobre cocaína.

Necte
Author: Necte

Únete a nuestro Newsletter

Necte
Logo
Reset Password

reconéctate con nosotros

Escucha nuestro espacio en RECONECTE: DE FELICIDAD Y COSAS PEORES. Esta primer entrevista con el Gran Adrián Marcelo 

Shopping cart