Enfermedad del Hígado Graso

La enfermedad del hígado graso, es exactamente eso, si, mucha grasa en el hígado que no le permite funcionar al cien.

Pero… antes que nada ¿qué es el hígado? El hígado es un órgano que tenemos todos los seres humanos y se encarga de procesar millones de reacciones bioquímicas. En cuanto a funciones, se han identificado al menos 500 que son vitales para nuestro organismo, por ejemplo, secretar bilis y así permitir el transporte de deshechos, fabricar proteínas que van a nuestra sangre, equilibra y fabrica la glucosa para que tengamos energía, entre otras. Entonces ya te has de imaginar el problemón cuando este no está funcionando. Se pone en gran riesgo el balance (homeostasis) del cuerpo. La enfermedad de hígado graso comienza con pequeños depósitos de grasa en el hígado, pero al llenarse éste de grasa, deja de funcionar adecuadamente hasta llegar a falla hepática.

Existen dos tipos de enfermedad de hígado graso. La primera es la no alcohólica que se da cuando las personas comen altos niveles de carbohidratos, especialmente los muy refinados como la comida chatarra, refrescos y bebidas azucaradas y no se hace suficiente ejercicio, por tanto el páncreas y su insulina dejan de funcionar, lo que a la larga provoca depósitos de grasa en el hígado. La segunda es la enfermedad de hígado graso alcohólica, metabolizar el alcohol no es sencillo, y esto lo hace nuestro hígado. Cuando son cantidades pequeñas, pues logra hacer el trabajo, pero si le das mucho alcohol, en tiempo sostenido al cuerpo, ahí es donde necesita usar energía de la grasa para poder metabolizar el alcohol, y he ahí… enfermedad de hígado graso alcohólico. 

Tanto en la obesidad, diabetes y síndrome metabólico hay evidencia suficiente que indica que los consumidores de cannabis tienen menos probabilidades de sufrir alguna de estas condiciones. Estudios demuestran que el CBD en personas con síndrome metabólico disminuyó mucho las posibilidades de llegar a tener la enfermedad de hígado graso y esto es porque al comenzar a tener un daño en el hígado, se activa el sistema endocannabinoide, lo cuál, en este caso, no es nada bueno porque, al no ser su función, en esta ocasión solo llega a “empeorar” las cosas. Así que, tomar CBD provoca que estos receptores se “calmen” y modulen el sistema endocannabinoide para que pueda hacer bien su trabajo. Recuerda, esta no es la cura ni la solución al problema, si, te puede ayudar, pero no lo tomes y comas mal, pensando que ya te salvaste. 

Si tienes el problema ya diagnosticado, utiliza nuestro chat o nuestro WhatsApp y selecciona las opciones 3 o 4. Si lo quieres usar de forma preventiva, utiliza la opción de Salud General (1)

Comparte este artículo:

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply

Síguenos en Redes...

Más Sobre Cannabis y Salud

Sé el primero en saber

Suscríbete a nuestro mailing list

Casi no mandamos mails! solo para que estés enterado de lo más nuevo

On Key

Related Posts

Necte
Logo
¿Quiéres ganar boletos dobles para Hermanos de Leche, hasta 45% de descuento o $2,000 pesos en productos by Necte?
Contesta la gran encuesta cannábica 2022
Shopping cart